La oratoria originalmente se vincula al arte de hablar con elocuencia. El objetivo de la oratoria suele ser persuadir, está ligada a transmitir nuestros discursos con eficacia.
Con el fin de ser un permanente apoyo para su formación académica y profesional, es que el equipo de los programas APRENDE y PACE ULS, elaboramos estas recomendaciones para contribuir a mejorar su oratoria. Esperamos que sean un aporte a su vida universitaria.

1. Precalienta los músculos faciales que participan en el proceso de comunicación oral.
Mover la boca y la mandíbula diciendo las vocales (de manera mental y en silencio) es un excelente ejercicio previo a hablar en público en una disertación o defensa de tu tesis, por ejemplo.
Dividiremos las recomendaciones de este punto en tres dimensiones:

A.- La voz:

Una buena voz facilita la labor del orador y reunir los requisitos de calidad, alcance, intensidad y claridad. Algunos de ellos son innatos, pero otros se pueden adquirir a través de la práctica.
La impostación de la voz: Impostar la voz es la acción y efecto de la impostación del sonido de tu voz en las cuerdas vocales. Se trata de que fijes tu voz para que el sonido salga de ti puro y directo.
Ejercicios de Impostación de voz:
Consiste en decir una vocal, la A, por ejemplo, en el sonido más grave que puedas, hasta el más agudo y este ejercicio repetirlo de manera encadenada (aaaa..AAAA); luego hacerlo con las demás vocales y repetir el ejercicio de la misma manera.

B.- La respiración:

Para la oratoria, una respiración diafragmática es la más aconsejada, ya que permite inspirar más aire y utilizar el diafragma al momento de hablar. Este tipo de respiración permite hablar con claridad y facilidad, sin peligro de quedar afónico o disfónico.

Ejercicios para respiración Diafragmática:
La respiración diafragmática o profunda se refiere a respirar contrayendo el diafragma, éste es el músculo localizado horizontalmente entre las cavidades torácicas y abdominales, en lugar de la caja torácica. Intuitivamente, durante este tipo de respiración el abdomen es el que se expande en lugar del pecho.

    • Ponte en una posición cómoda. Puede ser de pie, sentado o acostado boca arriba.
    • Ponte una mano en el pecho y la otra en el estómago. La mano en tu pecho no debe moverse. La mano encima de tu estómago permitirá que sientas moverse con la respiración.
    • Inhala por la nariz por 3 a 5 segundos o tanto como te sientas cómodo. Permite que el estómago suba conforme el aire entra a tus pulmones.
    • Exhala por la boca por 3 a 5 segundos o tanto como te sientas cómodo. Permite que tu estómago baje conforme el aire sale de sus pulmones.
    • Repite cada paso hasta que tu cuerpo se sienta relajado.

C.- La articulación:

Esfuérzate en practicar la pronunciación clara y distinta de las palabras. La mala pronunciación de consonantes o vocales, o una pronunciación a medias, dan como resultado una mala expresión oral.
Ejercicios de articulación:
Por articulación entendemos la pronunciación clara y distinta de las palabras y tiene que ver con la posición de los órganos de la voz para la pronunciación correcta de una vocal o consonante.

    • Posiciónate frente a un espejo, para que estés consiente de qué tanto estás moviendo tu boca y músculos faciales para articular de forma correcta. Una vez ubicado frente al espejo harás lo siguiente:

– Lalalala lelelele lililili lolololo lululululu.

– Mamamama memememe mimimimi momomomo mumumumumu

– Dadadada dededede didididi dodododo dududududu.

Repite el ejercicio nuevamente y trata de hacerlo cantado. Si lo repites unas 5 veces está genial. Cada sílaba debe sonar clara y concisamente.

    • Ahora con tus labios cerrados pasa la lengua por tus dientes haciendo un gran círculo. Puedes hacerlo hacia un lado y después en sentido contrario, 5 veces por lado.

2. Ten conciencia de tu rostro, de tu postura corporal y de cómo estas moviendo tus manos.
En los niveles de comunicación no verbal y paraverbal radica alrededor del 90% de lo que comunicamos.
Ejercicios:
Algunos de los movimientos que debemos evitar realizar al momento de estar en una exposición o hablando en público, son todos aquellos movimientos que sean un distractor para tu discurso, algunos de los más frecuentes son: Mecerse, Balancearse, Dar pasos, Morderse o lamerse los labios, Fruncir el ceño, Tocarse el cabello o la ropa, Mover la cabeza y los ojos de lado a lado como un ventilador oscilante.

  • Nada tiene más influencia en la actitud mental de un orador que saber que está completamente preparado o preparada, por ello te recomendamos como ejercicio, practicar y ensayar tus textos, frente a un espejo o frente a una persona de confianza, hasta que sean parte de ti.
  • No intentes memorizar tu discurso palabra por palabra, maneje las ideas globales de su texto.
  • Expone temas que manejes delante de personas de confianza, con el fin que te ayuden a identificar, patrones positivos en tu exposición como también muletillas, para estar consciente y evitarlas.

3. Planifica mentalmente los que vas a decir en la introducción, en el desarrollo y en la conclusión.
Mientras menos dependas de ese papel “ayuda memoria” o “notas del orador/a” mucho mejor.
Recomendaciones:

  • Que tu presentación tenga un hilo argumental claro. Así como cualquier historia, debe tener una Introducción, Nudo y Desenlace, sigue una línea narrativa con sentido, de este modo estás facilitando que tu memoria pueda recordar mejor el guión. Entender lo que estás hablando facilita la improvisación.
  • Calcula el tiempo de tu exposición o discurso, ensaya tu texto con un cronómetro, así sabrás el tiempo real que te demoras entre cada diapositiva o en tu discurso final y, de ser necesario, lo puedes editar.
  • Recuerda que el hablar en público, es una habilidad que se puede aprender.

Esperamos que estas recomendaciones te resulten útiles para preparar tus presentaciones orales.

Estimados y estimadas estudiantes, si necesitan acompañamiento académico en esta materia u otra, solicítenlo en nuestro sitio web: http://aprendeuls.userena.cl/yoteayudo/ #MotívateParticipaAPRENDE