Recomendaciones al momento de estudiar

¿Están teniendo dificultades en el ámbito de la lectura? ¿Creen que el lenguaje no es lo suyo?, ¿Sienten que a veces no leen de manera eficiente las guías y libros que deben estudiar?, ¿Hacer resúmenes se les hace complicado? O ¿A veces las presentaciones orales les resultan un desafío difícil de afrontar?

Estos son algunos de los problemas que varios de ustedes pueden tener o haber tenido en el área académica. Es por esta razón que los equipos de los programas de acompañamiento APRENDE y PACE ULS, hemos decidido compartir una serie de tips relacionados a las preguntas planteadas al inicio de este artículo, con el objetivo de contribuir a mejorar estos aspectos, los cuales pueden estar generando complicaciones en sus vidas universitarias. Esperamos que sean de ayuda y un aporte en su formación. Iniciaremos esta serie de artículos orientados al área del Lenguaje con:

“Tips para Leer de manera Veloz y Activa”

La rutina de las clases, el trabajo u otras obligaciones, causan que leer ya no sea un placer, sino una obligación. Muchas veces nos gustaría ser como un androide y ser capaces de leer muchos libros en poco tiempo. Pero nuestro cerebro no funciona así, no obstante, es algo que podemos trabajar con el fin de conseguir leer más rápido y entender lo que se lee.

Variados estudios realizados en la materia, plantean que la velocidad de lectura media está entre unas 200 y 300 palabras por minuto, pero para cada persona puede ser diferente, por lo que esto dependerá de varios factores, como, por ejemplo: lo acostumbrados que estemos a leer, si estamos familiarizados con el vocabulario del texto y los distractores externos de nuestro ambiente.

A continuación, les entregamos algunos Tips para mejorar su lectura:

1.- Hagan un barrido general del texto

Se refiere una lectura rápida, esto no significa realizar una lectura superficial, más bien se orienta a que realicen una lectura vertical que les permitirá recolectar información clave del texto como subtítulos y conceptos destacados.

2.- Encierren palabras que no conozcan en el texto

Este es un factor elemental, pues solamente aumentando su vocabulario podrán acceder de manera íntegra a un texto ¿Cuál es el secreto? Leer una diversidad de textos, apuntar el léxico desconocido, buscar su significado y usar esos conceptos seleccionados en contextos reales de comunicación.

3.- Extraigan ideas principales y anótenlas al margen de cada párrafo

Recuerden que la “lectura pasiva” es el peor enemigo para las personas que leen un texto con fines de estudio. Una excelente técnica de “lectura activa” es usar los márgenes de las fotocopias o de los documentos PDF. Usen ese espacio para anotar la idea principal de cada párrafo. Esto les ayudará a tomar esa información sintetizada y realizar un buen resumen en formato de esquema o texto.

 

 

 

 

 

 

Escrito por: Daniel Aguayo Salfate, Periodista Programa APRENDE y PACE ULS